You are currently browsing the monthly archive for enero 2009.

 

dsc00388

Livingston, Izabal. Foto por claraq

 

          

 

            Mantente con los sentidos alerta

                                                               y la mente abierta.

¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?

Pablo Neruda

 

Entre más se piensa y medita, más cuestionas todo. Al final, te das cuenta que la vida es demasiado para los sentidos. (Life is what happens while you make plans. John Lennon).

Nunca llegaremos a saber todo y quisiéramos sentirnos seguros al afirmar que al menos nuestros valores están definidos, pero no es así. Constantemente vamos mutando y pelando capa por capa; se va descubriendo algo que desconocíamos moraba en este cuerpo. Entonces, ¿qué sabemos? ¿qué somos? Nada, aparentemente, ya que no logramos definirnos por un tiempo permanentemente (creo que me acabo de contradecir…. eeeehhhh….). Carecemos el valor y fortaleza para vivir de manera correcta toda la vida (El único arrepentimiento en la vida debe ser lo que no hiciste). Sin embargo, sin los tropiezos y neblina que nos hicieron tomar caminos que no comprendemos no estaríamos en el punto de hoy en día – bueno o malo.

Entre más busco y exploro mi alma, más dudas me surgen. Y aunque es esperado (y por lo mismo pienso que ha perdido su profundidad): yo sólo sé que no sé nada-Sócrates.

HAZ LO QUE QUIERAS,

                          total, siempre hablarán mal de ti.

                                                                              -Garfield.

dsc01539

Túnel Hidroeléctrica Chixoy. Foto por claraq

 

These walls, the wall, this wall, MY WALL keeps me from putting myself out there.

ME… heart, soul, mind, thoughts, dreams, ideas, voice, feelings. MY BEING.

The same walls that protect me, are the same which keep you away. –

Para que tú me oigas

mis palabras

se adelgazan a veces

como las huellas de las gaviotas en las playas.

 

Collar, cascabel ebrio

para tus manos suaves como las uvas.

 

Y las miro lejanas mis palabras.

Mas que mías son tuyas.

Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.

 

Ellas trepan así por las paredes húmedas.

Eres tú la culpable de este juego sangriento.

Ellas están huyendo de mi guarida oscura.

Todo lo llenas tú, todo lo llenas.

 

Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,

y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.

 

Ahora quiero que digan lo que quiero decirte

para qué tú me oigas como quiero que me oigas.

 

El viento de la angustia aún las suele arrastrar.

Huracanes de sueños aún a veces las tumban.

Escuchas otras voces en mi voz dolorida.

 

Llanto de viejas brocas, sangre de viejas súplicas.

Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.

Sígueme compañera, en esa ola de angustia.

 

Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.

Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.

 

Voy haciendo de todas un collar infinito

para tus blancas manos, suaves como las uvas.
 

22 years old and a whole life ahead of me, so why should I hold on to grudges or the past? The thing is, the past catches up wiht me and just when FORGIVENESS starst to see a light, PAIN/DECEPTION show up again. A constant struggle, a permanent battle. 

Nothing hurts more that to know you’re at peace with the world except with that half of your own blood. And this is the same blood, this shade of red we share, is the same force that keeps us both from discussing it. To allow the “Why?” and “Because” to travel the air as waves that hit right through the heart all the way to your soul and shake you and then… topple you over.

JMG Le Clézio inicia este ensayo con la siguiente idea: 

Los grandes relatos históricos son a la vez génesis: nos refieren la creación de la Tierra, su primer asentamiento y el advenimiento de los dioses y de sus criaturas. Refieren esto con sencillez, como si el mundo no fuera más que ese territorio vinculado a un pueblo, y como si más allá de las fronteras hubiera otra vida, otro tiempo, irreal y peligroso como los sueños. 

 

Y empieza así el relato de cómo los purépechas, pueblo indígena de América Central, y su conquista de Michoacán. Le Clézio relata cómo los purépechas evolucionaron de pueblo nómada en búsqueda de tierras y altares para sus dioses, Curicaueri y Xarátanga, hasta conquistar Michoacán con la ayuda de los dioses ya que es asunto de los dioses mucho más que los hombres.

Es un librito muy interesante ya que podemos ver el surgimiento y desaparición de esta gran cultura. También, Le Clézio recalca la diferencia entre los purépechas y otras culturas de ese tiempo, aztecas y mayas, en cuanto a la naturaleza de la conquista de tierras y cómo dominaban su reinado. Los purépechas hacían todo para satisfacer a sus dioses, el cazonci era la forma humana de Caricaueri y guiaba a su pueblo según lo que le viniera en sueños. 

El primer cazonci, había tenido un sueño en el inicio de la búsqueda de tierras para su pueblo nómada indicando que en 200 años caería el pueblo por la caída de sus dioses. Y en efecto, luego de 200 años llegan los españoles y el pueblo piensa que son los nuevos dioses a quienes desean agradar, pero no comprenden sus acciones. 

La noticia de la destrucción del Imperio enemigo de México Tenochtitlan, lejos de aliviar al cazonci, lo inquieta todavía más. “¿Quiénes sois?”, pregunta a Montaño, el primer español que penetra en su territorio. “¿De dónde venís? ¿Qué buscáis? Que tales hombres como vosotros ni los hemos oído ni visto hasta ahora. ¿Para qué venís de tan lejos? ¿Por ventura en la tierra donde nacisteis no tenéis de comer y beber, sin que vengáis a ver y conocer gentes extrañas? ¿Qué os hicieron los mexicanos, que estando en su ciudad, los destruisteis?” Las preguntas angustiosas del pueblo purépecha recibirán pronto su respuesta. Inmóviles y sin fuerzas, los hombres contemplan a aquellos nuevos dioses que llegan. Los dioses antiguos, Xarátanga, Curicaueri, la madre Cuerauáperi, Urendequauecara, los guardianes de las grutas de las montañas, los espíritus de las fuentes y de los lagos los dioses de las cuatro partes del mundo y del infierno, todos han vuelto ya a la nada. Lo que desean los recién llegados es el oro, el “estiércol del Sol”, el símbolo del poder divino. Insatisfechos de los tesoros de la guerra que les entrega el  cazonci quieren sin cesar más, y para ello saquean los templos y violan las sepulturas de los más grandes reyes. “¿Para qué quieren este oro?”, pregunta el cazonci a sus dignatarios. “Débenlo de comer estos dioses, por eso lo quieren tanto”

————————–

“¿Cómo habremos de vivir según las cosas que han inventado los españoles contra nosotros, porque han traído consigo los Señores que ahora tenemos, prisiones, y cárcel..”

 

Tras leer esto, el desacuerdo que siento con la manera en que los españoles “descubrieron y conquistaron” América se hace más fuerte. La destrucción de pueblos y culturas, como si fuera poca cosa… Este ensayo cuenta esta historia de una manera muy conmovedora el surgimiento y caída de este pueblo.

Creo que es un buen inicio de año cuando lloras al darte cuenta de lo mucho que quieres a alguien. Cuando los recuerdos hacen brotar de ti esa agua bendita, que por esta vez, es equivalente a felicidad.

 

¡Exprésense!

Libro del momento/ Book of the moment

INTERESANTE

Animanaturalis.org: Los Animales No Somos Comida
AnimaNaturalis.org: Los Animales No Somos Probetas
AnimaNaturalis.org: Los Animales No Somos Diversión
AnimaNaturalis.org: Los Animales No Somos Vestimenta

Flickr Photos

Macro Monday 2017-06-25 (5D_32A9977-89)

Broken for Macro Mondays 26th June 2017

Smashed - HMM

Más fotos

LO ESCRITO

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

#

  • 50,799 =) karmas