¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?

Pablo Neruda

 

Entre más se piensa y medita, más cuestionas todo. Al final, te das cuenta que la vida es demasiado para los sentidos. (Life is what happens while you make plans. John Lennon).

Nunca llegaremos a saber todo y quisiéramos sentirnos seguros al afirmar que al menos nuestros valores están definidos, pero no es así. Constantemente vamos mutando y pelando capa por capa; se va descubriendo algo que desconocíamos moraba en este cuerpo. Entonces, ¿qué sabemos? ¿qué somos? Nada, aparentemente, ya que no logramos definirnos por un tiempo permanentemente (creo que me acabo de contradecir…. eeeehhhh….). Carecemos el valor y fortaleza para vivir de manera correcta toda la vida (El único arrepentimiento en la vida debe ser lo que no hiciste). Sin embargo, sin los tropiezos y neblina que nos hicieron tomar caminos que no comprendemos no estaríamos en el punto de hoy en día – bueno o malo.

Entre más busco y exploro mi alma, más dudas me surgen. Y aunque es esperado (y por lo mismo pienso que ha perdido su profundidad): yo sólo sé que no sé nada-Sócrates.

Anuncios