Esto lo oí un domingo en Misa entre las deambulaciones de mi mente. Recientemente cada que voy a sentarme a la iglesia y oigo lo que dice el padre soy más crítica y cuestiono ciertas palabras que dice; lo hago como ejercicio espiritual y mental, y resulta que me ha ayudado. Pero en fin, de repente dijo: Aspiren a lo sublime. A lo cual levanté la mirada y algo hizo click dentro de mí. Es cierto, no vivamos de forma monótona, sólo respirando y parpadeando, sino que aspirando a ser algo más que alguien trabajando día a día y al final del mes, cuando recibe su cheque, sale a comer o a un centro comercial. Por favor…. los humanos tenemos mayor capacidad que eso.

Entonces, cómo tantas personas y credos sostienen, dejen este mundo un poco mejor, pero como ya dije… eso ya se sabe. ¿Qué puedo decir que no se ha dicho? Mmm… pues nada ¿o sí? Yo sé que algo dentro de mi muere por salir, pero no ve la luz del día. 

Creo que todo empieza por definirte, pero ya he dicho que el humano es un ser cambiante entonces por defacto no puede definirse como X o Y cosa. Entonces maldita sea… Aspira a lo sublime. Aja ¿y?

This isn’t turning out right…

Todo debería empezar contigo mismo: no dejar que las demás personas definan lo que deberías ser, cómo deberías pensar, decir, sentir e inclusive, vestir. Anhela a estar más allá de lo esperado, de lo común, de lo requerido. Y empiezo a ver una luz mientras escribo esto, pero nuevamente me surgen ideas y contradicciones porque “simplemente” hay tantas cosas que conforman una existencia: tu propia persona, tu familia, amigos, colegas profesionales, el área donde trabajas, tus creencias, tu religión (si es que optaste por seguir una). OK, sí. Entre todo esto ¿quién diablos tiene tiempo de ponerse a pensar de lo maldito sublime en esta vida? Pues no.

 

47 pm, Iowa; por claraq

Puesta de sol 8:47 pm, Iowa; por claraq

 

Pues no, y es cierto. He descubierto que al explorar el interior y afrontar lo que se tenía escondido bajo capas y capas de negación y esquivaciones, al final respiras más tranquilo y se empieza a vislumbrar el porqué de mis acciones. Afrontar tus demonios y pasado hace el respirar algo más ligero, realmente con cada inspiración permites el ingreso de energía positiva. Entonces saber que tienes cuestiones no tan bellas en tu alma es un paso hacia una vida significante. Tratar luego de existir de manera que tu consciencia esté tranquila lleva hacia tu felicidad y cuando te das cuenta que sí, ya sabés qué hacer (pero no siempre), entonces inicia el camino a lo sublime. Porque me pasó a mí. Sucede que los problemas ya están identificados, actitud trata de ser cambiada, introspección ejercitada, persona con proceso de definición iniciada, pero luego ¿qué?

Luego sentí que me faltaba. ¿Qué acción emprender? Tantos caminos en frente mía, y todos según mi parecer buenos, pero ¿por cuál me decido? Y en eso me propusieron lo sublime. Nunca conformarme, siempre ir en busca de más y vivir de forma consciente lo más que se puede. 

Y si se piensa que aspirar a más se refiere a lo material, creo que vamos por mal camino.

Anuncios