Tener en mente una energía superior a nosotros fomenta nuestra capacidad de sintonizar con nuestro yo superior. Al conectarnos con una visión más amplia, nuestras pequeñas preocupaciones pierden relevancia. Comprendemos que no somos islas, que nada existe por sí solo. Nos da la sensación no de estar separados, sino sostenidos por algo más sabio que nosotros. 

Christina Brown, El libro del yoga

 

Eso de creer en un ente superior, cualesquiera que se vengan a la mente, es algo muy personal. Pensando y cuestionando, llegué a la conclusión que la religión que se sigue desde de pequeño es como una especie de lavado cerebral porque desde que tienes memoria vienes escuchando lo mismo. Puedes pasar por diferentes etapas como ir a la iglesia por inercia, acompañando a tu familia, aburriéndote y contando las canciones para ver cuándo terminaba todo, empezar a poner atención, tratar de comprender lo que está diciendo quien se sitúe hasta en frente de todos los feligreses, aceptación, rechazo, incredulidad, negación, renuencia, arrepentimiento, tristeza, temor… en fin, tantas cosas. Sin embargo,y como creo en muchos aspectos de la vida, todo se reduce a lo que se experimente dentro del ser. Al final, se concreta en lo que llegues a sentir, puede ser que se hunda el corazón, que no se sienta nada en lo absoluto cuando se entra a un templo. Se necesita una revelación personal para que se pueda afirmar con toda certeza que es verdadera la creencia en un ser superior. En Algo y Eso.

Trato de no discutir religión cuando estoy en reuniones y no pienso extenderme mucho en esto porque siento que algunas personas por defender sus ideas y postura con respecto a la existencia de un ente superior, pueden cruzar la delgada línea entre libre expresión y grosería. Tan sólo puedo hablar por mí misma y las experiencias que he tenido y respeto la postura de las demás personas, pero cuando leí las palabras de Brown me parecieron muy ciertas. Yo lo relacioné con mi creencia en Dios y la forma en que esta creencia me mantenido a flote en momentos muy duros de mi vida. 

No espero mayor reacción a esto. Mas bien, sentí la necesidad de difundir esas palabras que siento dan justamente en el sitio indicado. 

Anuncios