¿Ser o no ser vegetariana? Esto es enteramente una decisión personal. Si la decisión no viene de ti misma, entonces realmente no creo que dures más de un día. Siempre he admirado y respetado a las personas que son vegetarianas, ya que requiere mucha disciplina y estar consciente de cosas que realmente no son bonitas y duele saber. 

El ser vegetariana había estado rondando mi cabeza por un tiempo ya, viendo de primera mano la manera en que se explotan (término usado en producción animal) los animales para obtener de ellos la carne que luego metes a tu boca y te llena el estómago, pues a veces es bastante cruel. Eso me trae a la mente cómo hacen el paté… es bastante inhumano cómo fuerzan a los gansos y patos a comer más de lo que tienen capacidad para que se tenga un hígado apto para la manufactura del paté. Cruel. Regresando a las granjas y cómo son criados los animalitos, son sometidos a condiciones a veces inhumanos, especialmente durante el sacrificio, que fue lo que definitivamente me convenció a mí de convertirme en ovolácteo-vegetariana. 

Existe un movimiento que vela porque los animales sufran lo menos posible durante el sacrificio, llamado bienestar animal. Este movimiento ve en el animal una fuente de alimento que debe ser cuidado en todo momento de la vida para que luego no redunde en la calidad del producto. No ven al animal como una forma de vida que se debe respetar, como yo. En Guatemala, el sistema de sacrificio animal es verdaderamente cruel. Desde la forma en que el animal es llevado a los mataderos, cómo le quitan la vida al animal y las condiciones higiénicas en que lo hacen es deplorable, en más del 90% de rastros. Saber que en mi país, todos esos animales murieron de esa manera tan triste e inhumana me desgarra el alma; para que yo sacie mi hambre, algo tuvo que perder su vida tan violentamente es inaceptable para mi.

Ahora bien, muchas personas pueden decir que los animales están en este mundo para que sean fuente de alimento, y sí, es justificado ese razonamiento; sin embargo, siendo los seres humanos los animales más “desarrollados” sobre este planeta, creo que podríamos aprovecharnos de los animales sin ser tan crueles. Es más, sin ser en lo absoluto crueles. Yo misma he opinado en ocasiones pasadas acerca de temas relacionados al no consumo de carne y recuerdo que al comentar, sentía una leve incomodidad porque no lograba consensuar todo lo que estaba revoloteando en mi. Comer carne, pero saber por todo lo que un animal pasa antes de llegar a eso. Si estoy totalmente en contra del maltrato y crueldad animal, ¿cómo podía ser parte de todo eso?

Bueno, al final decidí que no seré parte de eso. Por el momento, aunque me aseguren que el animal ha sido sacrificado de la manera más humana posible, no soy capaz de ingerir carne. Si puedo nutrirme perfectamente a partir del RESTO de fuentes alimenticias (y no, las plantas no sienten), entonces opto por ese camino. Como ya he dicho, mi conversión al vegetarianismo fue algo plenamente personal y esa misma razón es la que me da fuerza para que cada día yo me alimente de todo, menos carne. Saber que yo no participé en la muerte tan triste y cruel de un ser vivo, me da fuerzas y cultiva mi moral día a día. Y talvez, algún día, me vuelva vegana.

 

vegetarianFoto encontrada acá

Anuncios