La (necesidad) de practicar el bien pero sentirse irresistiblemente atraído por el mal, la de vivir en permanente contradicción de abjurar el mal pero, valiéndose de la excusa del arte, llevarlo consigo a todas partes, y convivir con él y abrigarlo sin dejar de exorcizarlo

 

El dragón en la historia, Mario Vargas Llosa

Anuncios