Al contacto inmortal de tus manos,

mi corazoncito se dilata sin fin en la alegría,

y da vida a la expresión inefable.

Rabindranath Tagore

Anuncios