Un punto bastante controversial para mí, pero para otros es poca cosa; también, los piropos son vistos como una forma de arte o bien, expresión del ingenio personal o grupal. Reflejo de la ideología romántica masculina o una de las expresiones más arcaicas para lograr la perpetuación de la especie. Hombres y mujeres han empleado el uso de frases particulares, pocas veces respetuosas, para lograr captar la atención del espécimen que pasa frente, al lado o detrás de ellos y establecer contacto visual ya que esto es el reconocimiento del objeto del deseo hacia el perseguidor. Muy a la manera de presa y cazador. 

¿Qué dio origen a todo esto? Realmente no lo sé y no lo pretendo descubrir; sin embargo, siempre me ha causado curiosidad saber qué es lo que da origen a la avalancha de expresiones verbales tan particulares. 

En lo personal, me ofende cuando algún piropo va dirigido a mi y en ningún momento he permitido a la persona que lo emite, se exprese de mi persona de ese modo. Verán, que un total extraño la primera vez que me mira denigre mi ser a un ente enteramente sexual me ofende. Esa es mi forma de ver el asunto porque YO soy un sistema biológico, espiritual y mental; no soy unidimensionalmente biológica-sexual, trasciendo. Creo que en este párrafo capto la esencia de mi posición en cuanto a piropos no invitados dirigidos a mí.

Ahora bien, hombres y mujeres en general, si alguien pudiera ilustrar mi pensamiento a lo que da origen al deseo de captar la atención así y las expectativas que tienen al realizar tal acto, sería bastante informativo.

Anuncios