You are currently browsing the tag archive for the ‘amor’ tag.

Hoy en día, el cinismo está de moda. Algunos lo toman como requisito para sobrevivir día a día en este mundo de locura. La modernidad con su ritmo despiadado ha convertido a las personas en entes que funcionan en automático; se espera realizar infinidad de tareas a cada momento, realizar varias cosas a la vez es sinónimo de eficiencia. ¿Pero cuál es el costo de todo esto? 

Enfocándome en las relaciones interpersonales y el cortejo, la impaciencia y desesperación del ámbito profesional y académico, logra penetrar hasta las actitudes que tomamos en busca de la felicidad. Realmente ¿cuántos hombres y mujeres se han cortejado dulcemente? Las cartas románticas han sido sustituidas por comentarios en el perfil que tiene en una red social (y por favor tomar en cuenta que el comentario debe ser lo suficientemente ambiguo, pero comprometedor a la vez para despistar a los amigos, pero lograr entablar una conversación coqueta con su punto de interés), ocasionales mensajes de texto tratando de persuadirla (o) a involucrarse con usted, reuniones en lugares públicos que permitan mostrar qué tan interesante es. 

Muchos pueden argumentar que obviamente la metodología ha cambiado porque el tiempo nunca se detiene, pero bien, acabo de ver (por 5ta vez) Orgullo y Prejuicio y la naturaleza del cortejo en el S. XVIII me parece tan romántico; es ideal. Sí, las mujeres debían comportarse a manera de lograr la atención de un hombre que tuviese una fortuna que garantizara un buen vivir, pero aún así, todo destila un romanticismo que cuesta encontrar hoy. Si bien el objetivo es el mismo, encontrar una pareja de su agrado, rara vez se oye

Debo decirle: me ha embrujado, cuerpo y alma, y la… la… la amo. No deseo jamás apartarme de usted desde este día (Darcy a Elizabeth Bennet).

La ambigüedad de las declaraciones de amor (si oso llamarle así a lo que tratan de hacer creer es lo que confiesan) caen en lo incomprensible y temeroso, lo suficientemente cauteloso para proteger el corazón de cualquier rechazo.

Es cierto que no es sólo el hombre, la mujer también peca de apática y desconfiada, pero no creo que ninguna mujer puede tener un corazón de piedra al oír 

Señorita, he luchado en vano y no lo puedo más tolerar. Estos pasados meses han sido un tormento. He venido…con el único objetivo de verla… Tenía que verla. Por favor, póngale un fin a mi agonía. La amo. (Darcy a Elizabeth)

La rosa sobre la cual el hombre posa sus ojos no merece nada menos. Una carta romántica, una flor recién cortada, un gesto amable y encantador, una visita inesperada, ver un atardecer en un lugar remoto; tantos gestos que demuestran auténticamente un sentimiento tan puro como es el amor. 

Así como aparece, desaparece. El amor.

Siguiendo la vida de Sarah, dramaturga inglesa, mientras monta la obra del personaje Julie Vairon, Lessing explora (por segunda vez en mi caso) el remolino de las emociones eróticas. Sarah es una mujer de alrededor de 60 años, por lo que se SUPONE que no debe estar pensando en romance ya; esa fase de su vida pasó y ahora debe sentirse conforme con lo que logró durante su “juventud”: los hijos, experiencias de vida con su pareja, amistadas pasadas y actuales, etc. Sin embargo, debe afrontarse a ser el objeto de deseo de cuatro hombres casi simultáneamente. Ella, mujer madura, vieja, anciana; es objeto de deseo carnal por parte de hombres jóvenes y contemporáneos suyos. ¿Qué camino tomar?

Sucede que cuando uno lee la obra por la cual fue concedido un Premio Nobel de Literatura (en el caso de Lessing fue El Cuaderno Dorado), cualquier otro escrito es afrontado con temor porque la decepción es una posibilidad. Luego de leer El Cuaderno Dorado me sentí plenamente identificada con las ideas y sentimientos de Anna, el personaje principal, y subrayaba y anotaba pensamientos constantemente en los márgenes del libro. Tres páginas después de haber iniciado De nuevo el amor, me sucedió nuevamente. Lessing aparentemente nunca decepciona. 

Ojo con condenar a los otros, o cuidado contigo misma.

La forma en que describe Lessing los sentimientos, pensamientos, turbaciones, contradicciones, paisajes sentimentales y filosóficos de todos, especialmente las mujeres es algo increíble. 

  • La verdad era que no le apetecía verle en su casa, en su otra vida…¿su auténtica vida? Su amistad se veía amenazada, así lo consideraba ella. Seguramente era una idea inconsistente, ¿basada en imaginaciones, o fantasmas? Ella sabía muy bien lo que temía: que la magia, el encanto, se evaporara.
  • Ciertamente se recordaba avanzando por una habitación consciente de que todo el mundo la miraba, erguida como si estuviera llena hasta el borde de un precioso y peligroso fluido. Las chicas jóvenes lo hacen cuando descubren por vez primera su poder: afortunadamente la mayoría no saben lo que tienen.
  • “Enamorado”, una expresión que cada uno interpreta de forma distinta, algo diferente para cada hombre. Y mujer.
  • Todo el mundo parece estar de acuerdo en que estar enamorado es una condición poco importante, e incluso cómica. No obstante, hay pocos estados más dolorosos para el cuerpo, el corazón y- peor aún- la mente, pues es la mente la que observa cómo la persona que se supone que la rige se comporta de una manera loca e incluso vergonzosa.
  • Porque las personas se enamoran con frecuencia y no se enamoran en condiciones de igualdad, ni tan siquiera al mismo tiempo.

Definitivamente debo seguir ampliando mi biblioteca con obras de Lessing.

Increíble la manera en que nuestra vida está definida por lo que ya sucedió, lo que fue, acontecido y lo desvanecido. Hay muchas formas de ver esto: el pasado te define, ya que todo lo que se ha vivido convierte a la persona en lo que es, confiere experiencia y lecciones que busca evitar se cometan los mismos errores; sin embargo, también el pasado te puede atar y no permitir vivir y experimentar plenamente el presente, ya que cada acción está definida por un pensamiento predeterminado que no permite tener una mente pura y abierta a nuevas experiencias. Caemos irremediablemente en los prejuicios.

 

(Think for yourself
Question authority

Throughout human history, as our species has faced the frightening, terrorizing fact that we do not know who we are, or where we are going in this ocean of chaos, it has been the authorities, the political, the religious, the educational authorities who attempted to comfort us by giving us order, rules, regulations, informing, forming in our minds their view of reality. To think for yourself you must question authority and learn how to put yourself in a state of vulnerable, open-mindedness; chaotic, confused, vulnerability to inform yourself.

Think for yourself.
Question authority.

Third Eye, Tool)

 

El pasado entonces indudablemente guía nuestro actuar y por ende, cómo reacciono cuando me hablas, me ves. No estoy abierta a nuevas experiencias y sensaciones porque “ya he adquirido cierta experiencia. NO, SABIDURÍA”. Decirle adiós al pasado y darle la cara al presente, bajo el supuesto que ya he dado la vuelta a la página es un concepto muy inspirador; sin embargo, no se comprueba la veracidad hasta que el presente imita al pasado. Y duele mucho cuando la realización llega: la mente no está abierta, todavía ve con ojos ubicados en momentos anteriores al presente.

 

Entonces la idea de no caer en la trampa del prejuicio, requiere mucha fortaleza y una disposición increíble a recibir cualquier idea, experiencia, palabra o mirada en un lienzo blanco, que sería el alma.

 

Inpirado en Sobre el Amor y la Soledad, Krishnamurti. (Gracias Peto por la recomendación)

Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?

Que uno tiene que buscarlo y dárselo…
Que nadie establece normas, salvo la vida…
Que la vida sin ciertas normas pierde formas…
Que la forma no se pierde con abrirnos…
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente…
Que no está prohibido amar…
Que también se puede odiar…
Que la agresión porque sí, hiere mucho…
Que las heridas se cierran…
Que las puertas no deben cerrarse…
Que la mayor puerta es el afecto…
Que los afectos, nos definen…
Que definirse no es remar contra la corriente…
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja…
Que negar palabras, es abrir distancias…
Que encontrarse es muy hermoso…
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida…
Que la vida parte del sexo…
Que el por qué de los niños, tiene su por qué…
Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad…
Que saber todo de todos, es curiosidad malsana…
Que nunca está de más agradecer…
Que autodeterminación no es hacer las cosas solo…
Que nadie quiere estar solo…
Que para no estar solo hay que dar…
Que para dar, debemos recibir antes…
Que para que nos den también hay que saber pedir…
Que saber pedir no es regalarse…
Que regalarse en definitiva no es quererse…
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos…
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo…
Que ayudar es poder alentar y apoyar…
Que adular no es apoyar…
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara…
Que las cosas cara a cara son honestas…
Que nadie es honesto porque no robe…
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo…
Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte…
Que se puede estar muerto en vida…
Que se siente con el cuerpo y la mente…
Que con los oídos se escucha…
Que cuesta ser sensible y no herirse…
Que herirse no es desangrarse…
Que para no ser heridos levantamos muros…
Que sería mejor construir puentes…
Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve…
Que volver no implica retroceder…
Que retroceder también puede ser avanzar…
Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol…

Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?

 

DEMASIADAS VERDADES EN ESTAS LINEAS. TANTAS, QUE ABRUMAN.

(Y gracias al Compa por ayudarme a encontrar estas palabras. Namaste)

Hemos perdido aun este crepúsculo

Nadie nos vio esta tarde con las manos unidas

mientras la noche azul caía sobre el mundo

 

He visto desde mi ventana 

la fiesta del poniente en los cerros lejanos

 

A veces como una moneda

se encendía un pedazo de sol entre mis manos. 

 

Yo te recordaba con el alma apretada

de esa tristeza que sólo tú me conoces.

 

Entonces dónde estabas?

Entre qué gentes?

Diciendo qué palabras?

Por qué se me vendrá todo el amor de golpe

cuando me siento triste, y te siento lejana?

 

Cayó el libro que siempre se toma en el crepúsculo. 

y como un perro herido rodó a mis pies mi capa.

 

Siempre, siempre te alejas en las tardes

hacia donde el crepúsculo corre borrando estatuas.

Tener en mente una energía superior a nosotros fomenta nuestra capacidad de sintonizar con nuestro yo superior. Al conectarnos con una visión más amplia, nuestras pequeñas preocupaciones pierden relevancia. Comprendemos que no somos islas, que nada existe por sí solo. Nos da la sensación no de estar separados, sino sostenidos por algo más sabio que nosotros. 

Christina Brown, El libro del yoga

 

Eso de creer en un ente superior, cualesquiera que se vengan a la mente, es algo muy personal. Pensando y cuestionando, llegué a la conclusión que la religión que se sigue desde de pequeño es como una especie de lavado cerebral porque desde que tienes memoria vienes escuchando lo mismo. Puedes pasar por diferentes etapas como ir a la iglesia por inercia, acompañando a tu familia, aburriéndote y contando las canciones para ver cuándo terminaba todo, empezar a poner atención, tratar de comprender lo que está diciendo quien se sitúe hasta en frente de todos los feligreses, aceptación, rechazo, incredulidad, negación, renuencia, arrepentimiento, tristeza, temor… en fin, tantas cosas. Sin embargo,y como creo en muchos aspectos de la vida, todo se reduce a lo que se experimente dentro del ser. Al final, se concreta en lo que llegues a sentir, puede ser que se hunda el corazón, que no se sienta nada en lo absoluto cuando se entra a un templo. Se necesita una revelación personal para que se pueda afirmar con toda certeza que es verdadera la creencia en un ser superior. En Algo y Eso.

Trato de no discutir religión cuando estoy en reuniones y no pienso extenderme mucho en esto porque siento que algunas personas por defender sus ideas y postura con respecto a la existencia de un ente superior, pueden cruzar la delgada línea entre libre expresión y grosería. Tan sólo puedo hablar por mí misma y las experiencias que he tenido y respeto la postura de las demás personas, pero cuando leí las palabras de Brown me parecieron muy ciertas. Yo lo relacioné con mi creencia en Dios y la forma en que esta creencia me mantenido a flote en momentos muy duros de mi vida. 

No espero mayor reacción a esto. Mas bien, sentí la necesidad de difundir esas palabras que siento dan justamente en el sitio indicado. 

Para que tú me oigas

mis palabras

se adelgazan a veces

como las huellas de las gaviotas en las playas.

 

Collar, cascabel ebrio

para tus manos suaves como las uvas.

 

Y las miro lejanas mis palabras.

Mas que mías son tuyas.

Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.

 

Ellas trepan así por las paredes húmedas.

Eres tú la culpable de este juego sangriento.

Ellas están huyendo de mi guarida oscura.

Todo lo llenas tú, todo lo llenas.

 

Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,

y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.

 

Ahora quiero que digan lo que quiero decirte

para qué tú me oigas como quiero que me oigas.

 

El viento de la angustia aún las suele arrastrar.

Huracanes de sueños aún a veces las tumban.

Escuchas otras voces en mi voz dolorida.

 

Llanto de viejas brocas, sangre de viejas súplicas.

Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.

Sígueme compañera, en esa ola de angustia.

 

Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.

Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.

 

Voy haciendo de todas un collar infinito

para tus blancas manos, suaves como las uvas.
 

En un reciente viaje, se me abrieron los ojos con respecto a la mentalidad del típico hombre guatemalteco. Ya estaba al tanto de las ideas y comportamiento (he tenido que lidiar con ello toda mi vida), pero estar tan cerca y oírlo de manera tan directa tuvo un gran impacto sobre mí. 

 

infidelidadTraición

por JOVACHO

En el viaje, cierta persona (casada y con un hijo y otro en camino) sintió atracción hacia otra (también casada y con hijos). La primera quería que mis amigas y yo fuéramos cómplices en la seducción mediante fotos, bailes y alcohol. Al principio no le ponía mayor atención a la situación e inclusive me reía de todo, pero luego al ver que sus intenciones eran muy serias me detuve en mis pensamientos.

Yo nuca he sido de las personas que se mete en la vida de los demás, pero el hecho que individuo X está consciente que nosotras sabíamos de su estado marital y que tiene hijos y aún así, nos pidió ayuda para engañar a su familia, me puso los pelos de punta.

Pensé y me di cuenta que si yo le ayudaba sería partícipe y culpable de un engaño y yo sé muy bien todo lo que duele. Y en ese momento dije NO. Me paré sobre la marcha y simplemente decidí no tomar fotos ni ayudarle de ninguna manera porque no deseaba tener eso sobre mi consciencia. Al tener oportunidad traté de hablar y razonar con esta persona, pero fue imposible. Los razonamientos y justificaciones que me daba iban desde “el matrimonio no es verdadero” hasta “¿yo qué culpa tengo de poder apreciar la belleza?, si es Dios quien me concedió esa habilidad”. 

Es cierto que estar tan cerca de una persona con esa mentalidad dolió, pero lo que más me hirió fue oír directamente esa mentalidad machista. La indiferencia ante el dolor ocasionado…eso fue lo peor. 

“Vivir tu vida como deseas, hacer y decir lo que quieras, pero sin lastimar a los demás” es una regla bajo la cual trato de vivir. No siempre lo logro, pero lucho constantemente para que las personas no sufran a causa mía. No puedo opinar acerca del resto del mundo, pero creo que aquí en Guatemala la infidelidad se ve con ojos tan indiferentes, se cree que es lo normal, sin embargo lo normal de hecho no es lo normal de derecho. 

¿Desde cuándo acá si se está en una relación SERIA Y FORMAL, la mentira y el engaño es parte de ella? Y la idea (excusa más bien dicho) del aburrimiento, la monotonía e incomprensión de parte de la pareja dé permiso para la traición es simplemente incomprensible para mí. Y lo peor que se puede hacer es serle infiel a toda una familia. No me siento tan mal por un esposo o una esposa que ha sido engañada, pero cuando hay niños involucrados es lo peor. Se pueden excusar diciendo que realmente los niños no tienen nada que ver, no es culpa de ellos sino más bien de la pareja (¡por favor!), pero ellos son testigos del sufrimiento.

Ellos oyen al padre o a la madre llorar detrás de la puerta o tratar de esconder sus lágrimas. El pedestal en donde alguna vez tuvieron a papi o mami es destruido como si hubiese sido hecho de aire. Y pueden pensar que la corta edad no les permite comprender a cabalidad lo que pasó y es cierto, eso les dará un poco más de tiempo, pero luego ellos atarán cabos y sabrán que fueron engañados. Que les mentiste y en este momento exacto empezarás a volverte en el ser más despreciable para ellos. Y eso es sólo el comienzo. También se corre el peligro que estos niños ya de adultos repitan el ciclo porque eso fue lo que aprendieron de pequeños. No es cosa sencilla cuando hay niños involucrados. 

Si alguna vez se excusan diciendo que les enseñan buenos valores y principios a niños, no se engañen a ustedes mismos. El tiro les saldrá por la culata. ¿Cómo puede alguien hablar de valores, respeto y verdad si no honraste a tu propia familia? No hay nada peor que una boca llena de palabras vacías. 

Jm… todo lo que deviene por un solo acto. Si alguna vez piensan en cometer un engaño, mejor terminen con la relación en la que están y luego denle rienda suelta a su apetito. Se ahorrarán tantos problemas.

Increíble el camino que recorremos durante la vida, bueno, en sí el camino que recorremos es la vida misma. Hoy me di cuenta que la combinación tiempo-meditación-apoyo llevan hacia la superación de problemas/traumas. Hoy vi a la persona con quien compartí 3 años y medio de mi vida con su actual pareja y la verdad no me dolió verlos juntos. Me fue indiferente, pero no siempre fue así.

 

Recuerdo cuando terminé mi relación con esta persona, fue como si todo el peso del mundo hubiese sido quitado de mis hombros y nuevamente podía respirar tranquila. Enterarme de que había iniciado una relación a tan poco tiempo de haber terminado la nuestra me afectó mucho, y al enterarme de quién era su nueva pareja, me afectó aún más. Recuerdo que no comprendía cómo era posible que te sustituyeran tan pronto y por alguien tan opuesta a ti y que encarnaba todo lo que (me había dicho) no le atraía.

 

A raíz de esto, un total repudio hacia los hombres y las relaciones nació en mí. Esto duró alrededor de un año. Cada que me ponía a pensar en lo rápido que había sido sustituida, por quién fui sustituida y la hipocresía de mi expareja se encendía en mí una cólera sin igual. Luego, decidí ya no sentirme enfadada, sino que burlarme de esta nueva unión. Ya sea por redes sociales en internet o en persona, mostré mi cinismo. Luego, caí a la cuenta: esto está por debajo de mí. Ellos ni siquiera merecen mi atención, entonces ¿por qué se las doy? Creo que un gran paso luego de darme cuento de esto, fue cerrar una cuenta en una red social por la cual podía ver el perfil de estos dos individuos y leer los mensajes y comentarios que dejaban en las fotos de ellos dos como pareja. Y hoy, por primera vez los vi como pareja. Jm… cómo cambian las cosas. Una mi amiga me los señaló y al verlos, pues la verdad no sentí nada. No hubo cólera, resentimiento, burla, cinismo, felicidad, alivio, enternecimiento. Nada, nada. NADA. 

 

Estoy segura que esto fue a raíz de mucho tiempo dedicado a meditar de esta relación; la destrucción interna que sufrí, la tristeza que me causó (no sólo a mí, sino que también a alguien muy querida para mí: mi madre), la inestabilidad, la inseguridad y las limitaciones impuestas. El terminar la relación fue lo más sano, pero no evita sentir dolor al ser sustituida tan pronto. Salir del círculo vicioso fue lo correcto, pero no te asegura felicidad inmediata. 

 

Cada quien tiene su historia y metodología para llegar al destino “Sí, ya lo superé” y no eres capaz de darte cuenta de ello hasta que te ves enfrentada con esa situación y ver tu propia reacción. Estás en paz con el mundo en ese momento a pesar de enfrentarte nuevamente a lo que alguna vez te hizo derramar lágrimas de la furia. Y eso me pasó hoy.

Quienes me conocen saben que siento un verdadero amor por los animales desde pequeña; es más, cuando iba a la casa de mi abuelita, antes de saludarla a ella, yo saludaba primero a todos los perros y gatos de la casa. Luego, le tocaba el turno a mi abuela. Ni mi padre ni madre son personas que aman a los animales, es más, no tuvieron mascotas de pequeños, por lo que no recibí influencia de nadie para desarrollar este apego a ellos. Pero realmente el origen no importa, lo relevante es que al ver un animal me inspira sentimientos mucho más nobles que cualquiera se puede imaginar. Veterinaria proviene del latín veterināriusder. de veterīnae, bestias de carga (Real Academia Española); la Medicina Veterinaria surgió ante la necesidad de curar los padecimientos de las bestias de carga y ha evolucionado hasta lo que es hoy en día: una profesión en la que se previenen y curan enfermedades en gallinas que ponen los huevos que se comen todas las mañanas en el desayuno, hasta el gato o perro que rescataste de la calle. Nos encargamos de asuntos que van desde Salud Pública a cuidar del ser que te espera al final de cada día, en la puerta de tu casa y con una cola que no podría moverse más rápido por la emoción que le provoca oír tus pasos cuando te acercas a él. Por eso, comparto una visión muy linda de lo que es ser Médico Veterinari@.

 

  • Ser veterinario no es solamente cuidar a los animales.
  • Es sobretodo amarlos, no fijándose solo en los patrones éticos de una ciencia medica.
  • Ser veterinario es acreditar la inmortalidad de la naturaleza y querer preservarla siempre más bella.
  • Ser veterinario es oir los maullidos, mugidos, balidos, relinchos, cacareos, y ladridos, y principalmente, interpretarlos y entenderlos.
  • Es gustar de la tierra mojada, del campo, del monte, de los espacios abiertos, de lunas y lluvias.
  • Ser veterinario es no importar si los animales piensan, pero sí, sí sufren.
  • Es dedicar parte de su ser al arte de salvar sus vidas.
  • Ser veterinario es aproximarse a los instintos.
  • Es perder los miedos.
  • Es ganar amigos de pelos y plumas, que jamas te van a decepcionar.
  • Ser veterinario es detestar encierros y jaulas.
  • Es perder un tiempo enorme apreciando rebaños, tropillas, y vuelos de pájaros.
  • Es descubrirse permanetemente, a si mismo, a través de los animales.
  • Ser veterinario es ser capaz de entender meneos de colas, arañazos cariñosos y mordiscos de afecto.
  • Ser veterinario es ser capaz de entender ojos tristes, orejas caidas, narices calientes, inquietudes o reposos anormales.
  • Ser veterinario es entender el lenguaje corporal de los animales, pedidos mudos de ayuda, interpretar gestos y actitudes de dolor, y conocer la forma de aliviarlos.
  • Es sentir olor de pelo mojado, de almohada con esencia de gato, de ovejas, de corral, de estiercol.
  • Ser veterinario es tener el coraje de penetrar en un mundo diferente y ser igual.
  • Es tener capacidad de comprender gratitudes mudas, mas sin duda alguna, las únicas verdaderas.
  • Es oler el aliento de un cachorro lactante y recordar su propia niñez.
  • Ser veterinario es convivir lado a lado con enseñanzas profundas sobre amor y vida.
  • Ser veterinario es participar diariamente del milagro de la vida.
  • Es convivir con la muerte, saber que es definitiva, pero no siempre desagradable.
  • Todos nosotros podemos estudiar veterinaria, pero no todos seremos veterinarios.

(Traducido y adaptado de una publicación del Colegio Federal de Veterinarios de Brasil 1996, por Manuel Godoy.Remitido por Salvador Neri Orantes – México. Extraído de www.ammvepe.com)

 

Este año estoy en la fase práctica de mi carrera y me he topado con que me gusta todo. Soy tan feliz estando en un corral con vacas hasta en el Hospital de Especies de Compañía, sacando radiografías. Me siento feliz al ir a lugares exóticos para tipificar los distintos murciélagos que existen en una región de Suchitepéquez, Guatemala. Como dice ahí, todos pueden estudiar veterinaria, pero no todos somos veterinarios. Y entre las personas que osamos llamarnos Médicos Veterinarios, cada quien tiene una habilidad y llamado especial dentro de esta bella carrera. Así, tengo amigas que se dedican al rescate de animales callejeros, personas que tienen un don especial en ejercer la Clínica, amigas que desean dedicarse a la Salud Pública y estoy yo, que deseo al final trabajar en un laboratorio inmunológico. Quienes piensan que el Médico Veterinario es alguien que tiene conocimiento limitado de la fisiología, patología, biología, etc., están completamente equivocados. Debemos atender pacientes que no pueden decirnos en dónde les duele, desde cuándo y cuánto temor sienten. Interpretamos miradas, lloriqueos, gruñidos, maullidos. Ser Médico Veterinario es ayudar al ser que no puede defenderse por sí solo y eso, en mi opinión, es lo más bello que puede realizar una persona en su vida. 

 

En el Colegio de Medicina Veterinaria de Iowa State University, hay un mural muy lindo que ejemplifica la tarea tan amplia del Médico Veterinario. También, hay una estatua que es la representación perfecta de nuestra profesión.

 

The Gentle Doctor, College of Veterinary Medicine, ISU

The Gentle Doctor, College of Veterinary Medicine, ISU por claraq

 

  • Hombre con vaca: protección del animal de producción mediante la búsqueda de enfermedades que pueden ser transmitidas al humano.
  • Hombres hincados trabajando con becerro: protección del humano de la viruela mediante la preparación de vacuna usando al becerro.
  •  La protección del humano contra el tétanos y difteria usando suero del caballo.
  • Hombre con cerdo: protección de animal de producción vacunándolo contra la cólera porcina. 
  • Protección de humanos y animales contra la rabia mediante la elaboración de vacuna a partir de la médula espinal de conejos y ovejas con tejido cerebral proveniente de perros infectados. La figura que está en el extremo derecho es el de un hombre examinando células bajo el microscopio, en busca de rabia. 

 

Y en mi opinión, lo más bello: el Médico Veterinario cuidando de un cachorro mientras la madre observa con total confianza.

¡Exprésense!

Libro del momento/ Book of the moment

Animanaturalis.org: Los Animales No Somos Comida
AnimaNaturalis.org: Los Animales No Somos Probetas
AnimaNaturalis.org: Los Animales No Somos Diversión
AnimaNaturalis.org: Los Animales No Somos Vestimenta

Flickr Photos

Stargate Pt.2

Tokyo

Crossbill

Más fotos

LO ESCRITO

junio 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

#

  • 50,798 =) karmas